16 de diciembre de 2016. Escrito por Detalles. Estás en Blog: Consejos y trucos

Comparte esta entrada

La plata y su cuidado

Como introducción a esta sección vamos a hablaros un poco sobre la plata. Este noble metal se conoce y aprecia desde la Antigüedad, incluso se menciona en el libro del Génesis. En un principio se utilizó para fabricar armas, más tarde para hacer utensilios y ornamentos y, al acuñarse las primeras monedas en plata, constituyó la base del sistema monetario de muchos pueblos.

El oro y la plata fueron considerados como un regalo de la naturaleza, el oro formado bajo el influjo del sol y la plata bajo el influjo de la luna.

La plata pura, por ser extremadamente blanda, no se utiliza en joyería; se emplea la llamada “plata de ley”, plata de 925 milésimas, que consiste en una aleación compuesta por 925 partes de plata y 75 partes de otro metal, que suele ser el cobre.

La plata pierde el lustre y se oscurece al contacto con el aire, pero también el PH de algunas personas hace que se ennegrezca. Para evitarlo, en joyería se puede dar a la plata un baño de rodio (es la “plata rodiada”), que la mantiene brillante mucho más tiempo; a los objetos de decoración se les aplica una laca para que se mantengan siempre perfectos.

En este apartado os vamos a dar algunos consejos para que vuestras joyas luzcan como nuevas durante mucho más tiempo. Mantenerlas impecables es más sencillo de lo que pensáis.

Nuestro primer consejo es:

¡Quitáoslas en cuanto lleguéis a casa!

¿Que os va a llevar mucho tiempo? ¿Que luego se os olvidará ponéroslas? Es verdad, en un principio parece complicado, pero en cuanto cojáis el hábito, lo haréis casi sin daros cuenta.

Con este simple gesto conseguiréis que no se arañen ni se ensucien con restos de jabón o crema, además de evitar posibles accidentes que, sobre todo las sortijas, pueden provocar

Vamos a daros un pequeño truqui para que os sea más fácil:

Elegid un lugar de la casa que sea de paso obligado tanto cuando llegáis como cuando salís.

regalo especial DetallesColocad en él un pequeño joyero, bandeja o caja donde depositar vuestras joyas y dejadlas siempre ahí, pues de esta manera no os llevará apenas tiempo y las tendréis siempre a mano cuando vayáis a salir.

En Detalles tienes distintos modelos, preciosas cajas en madera y placa de plata como esta, en la que puedes grabar un nombre o unas iniciales.