27 de diciembre de 2016. Escrito por Detalles. Estás en Blog: Te interesará

Comparte esta entrada

Para acertar con tu regalo y conseguir que la otra persona sienta que realmente te importa, lo primordial es que antepongas sus gustos y necesidades a los tuyos [“¿Cómo elegir el mejor regalo?: El placer de regalar”, pincha aquí]. Hay muchas personas que, de manera a veces inconsciente, piensan exclusivamente en lo que a ellos les gustaría recibir, dando por hecho que sus preferencias deben ser compartidas por todos. También los hay que piensan en un regalo “neutro”, algo que sirva para cualquiera y que, aunque no ilusione, tampoco desagrade.

Si tu regalo va más allá de un compromiso social y te une algún tipo de relación personal con el destinatario, tómate unos minutos para responder a estas sencillas preguntas, que son, por cierto, las que te hará un buen vendedor si le pides orientación

  1. ¿Qué tipo de relación tengo con esa persona: amigo íntimo, familia, compañero de trabajo, “amigo invisible”…?  

    No es lo mismo regalar a un amigo cercano o a un hermano que a un compañero a quien no conoces lo suficiente ni te une una relación de estrecha confianza. Con los primeros podrás atreverte a regalar casi cualquier cosa, desde la seguridad de que es algo que necesita o que le va a encantar, pero con los segundos habrás de procurar buscar cosas menos arriesgadas y que no puedan dar lugar a malentendidos. Difícilmente podrás regalar a un conocido o conocida, fuera del contexto de una broma, ropa interior, un pequeño electrodoméstico o un colgante en forma de corazón, a no ser en este último caso, claro está, que al colgante le acompañe una declaración de amor.

  2. ¿Qué le quiero transmitir con el regalo: gratitud, celebración personal, festividad, declaración de amor…?

    El motivo del regalo es también fundamental para su elección. No cabe duda de que una joya cuya forma o mensaje sea explícitamente de amor solo puede ir dirigido a la pareja o a la persona que deseas que llegue a serlo. Si has de felicitarla por un éxito en ámbito profesional, puedes buscar algo relacionado con su profesión o una pieza decorativa y útil para el lugar de trabajo (un marco que le permita personalizar la mesa con una foto familiar, un reloj de mesa, una caja en madera, una mochila para el ordenador o para el táper…), pero también una pulsera, colgante, llavero personalizado en el que le grabes un breve texto conmemorativo de la ocasión o que le recuerde siempre la felicitación por sus logros. No nos faltarán personas a las que mostrar nuestro agradecimiento por un favor o el reconocimiento por haber hecho bien su trabajo, como un médico o la profesora de tu hijo. También en estos casos, un regalo personal y personalizado puede ser el más apropiado, siempre y cuando tengamos en cuenta las demás cuestiones que aquí os planteamos.

  3. ¿Es hombre o mujer?

    Existen regalos unisex, por supuesto, como un libro, un marcapáginas o unos bombones, pero incluso en estos casos no todos agradarán por igual a hombres y mujeres. Sin duda, la oferta de productos destinados exclusivamente a los hombres es cada vez mayor, pero sigue siendo mucho más limitada que la femenina, lo que también hace que los regalos para hombres sean en muchas ocasiones más caros. Pero no es cierto que a un hombre solo se le puedan regalar cosas prácticas y herramientas, colonias o ropa; hay hombres que también disfrutan de su casa y de su oficina, y muchos que agradecerán un objeto práctico y a la vez bonito y de calidad, como un llavero con un motivo acorde con sus gustos, una pulsera o un pasador de corbata para ocasiones especiales.

  4. ¿Qué edad tiene?

    Junto con el sexo, es fundamental que tengas en cuenta la edad del destinatario, sea cual sea el tipo de regalo que vayas a hacer. Esto no requiere mayor explicación; será suficiente con que pienses en las diferencias entre tus gustos y los de tus padres o tus hijos, o cómo han evolucionado tus preferencias a lo largo de tu vida. Algunas cosas pueden permanecer, y quizá te siga interesando el coleccionismo, pero en lugar de cromos infantiles o muñequitos de Lego, ahora te atraigan más los sellos, las pequeñas figuras de porcelana o las cajitas de plata.

  5. ¿Cómo es la persona y cuáles son sus gustos: es clásica, moderna, práctica, detallista, coqueta, sencilla…?

    En este punto es fundamental que antepongas sus gustos a los tuyos. Tal vez tú seas una persona moderna y que te encante estar a la última en todo, pero si la persona a la que vas a regalar es de gustos clásicos, quizá ese adorno de línea ultramoderna no encaje en absoluto en su casa, ni esos pendientes de diseño que tanto han llamado tu atención en el escaparate. Un regalo de corte más clásico, como un jarrón de cristal tallado, un marco bañado en plata o una figura de Nao no pasará de moda y no desentonará con los muebles de su casa, y los pendientes de zirconitas, marquesitas o perlas resultarán más elegantes y acordes con la vestimenta de la agasajada.

    Si por el contrario eres tú el clásico o la clásica y la destinataria la moderna, abre tu mente a las nuevas líneas, colores y texturas y atrévete a regalarle una joya en plata de diseño, una pequeña obra de arte con la que ella se sentirá identificada y que llamará la atención de cuantos la vean, ya la use a diario o la reserve para ocasiones especiales.
  6. ¿Para la casa u oficina o algo personal?

    Junto con todo lo anterior, debes decidir si quieres algo para la casa, ya sea un bonito adorno o un utensilio práctico, o si prefieres algo más personal que el destinatario vaya a lucir, bien sea ropa, complementos o joyería. No debemos identificar la joyería con el oro y las piedras preciosas: también son joyas las piezas realizadas en plata y con piedras semipreciosas, o con acabados más modernos, como el esmalte, los óxidos o los pigmentos de colores, que le dan a la joya un aspecto volcánico y nacido de la naturaleza. Las mujeres suelen preferir el regalo personal y nunca va a tener problemas por disponer de más de unos pendientes, sortijas o colgantes, pues los combinará dependiendo de la ocasión y de la ropa que lleve. Difícilmente acertarás, en cambio, si decides regalarle una plancha nueva, aunque sea el último modelo. Esto es un objeto necesario que la pareja o la familia decide adquirir y del que todos harán uso (o deberían), no un regalo para la mujer. El mensaje puede ser terriblemente negativo.

En Detalles, tu platería de toda la vida en Alcalá de Henares (plateriadetalles.com), te ofrecemos una gran variedad de joyas en plata de diseño y de regalos personalizables con los que siempre acertarás.